Camino a la Universidad

La importancia de ser un ciudadano

sociedad_civil

Cada vez son más las empresas que, además tomar en cuenta la experiencia profesional y académica, valoran positivamente nuestras acciones como ciudadanos activos, esto es, participar en actividades que brindan bienestar a nuestras comunidades o a la sociedad en su conjunto; sin embargo, conceptos como el trabajo voluntario, sociedad civil organizada o ciudadanía parecieran ser poco comprendidos y, aún menos, practicados en México, y como consecuencia padecemos una gran incapacidad de organizarnos para arreglar desde un simple bache en la calle de nuestra colonia, hasta conseguir un mejor gobierno o terminar con la violencia criminal.

Ser ciudadano no es solo cumplir la mayoría de edad, votar y pagar impuestos (cosas que muchísima gente ni siquiera hace). La ciudadanía es un ejercicio más complejo que consiste en involucrarse activamente en todos los aspectos que nos afectan como miembros de una sociedad y de un país, es interesarse y apropiarse de los problemas comunes y resolverlos de manera solidaria con el objetivo principal de obtener el bienestar social y no solamente el individual.

México, a pesar de ser un país rico en numerosos sentidos, es profundamente pobre cuando hablamos de su sociedad civil, de sus Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s) y de sus ciudadanos, acá unas cifras:

  • Chile, con 16 millones de habitantes, cuenta con 35 mil ONG, la misma cantidad que México donde vivimos alrededor de 112 millones de personas.
  • En Honduras, el segundo país más pobre del continente (sólo detrás de Haití) y donde habitan aproximadamente ocho millones de habitantes, hay más de 16,000 organizaciones
  • En Estados Unidos, que tiene 300 millones de habitantes, hay 2.5 millones de éstas.

La tónica general es que en otros países la sociedad civil está más organizada que en México.

¿Para qué organizarnos?

Organizarse y participar como ciudadano no sólo significará una ventaja a la hora de buscar trabajo, también representará un beneficio al largo plazo, no solo en lo económico, sino en lo personal, puesto que así fomentamos un intercambio de cosas positivas entre nosotros como individuos y la sociedad. Por ejemplo, participar en actividades de limpieza y mantenimiento de nuestra colonia, alfabetizar a niños en zonas rurales, apoyar a las comunidades que sufren las consecuencias a una catástrofe natural, etc. son acciones que tendrán como resultado una sociedad mejor y más armónica donde podamos ver al otro como alguien que está de nuestro lado y no en el equipo contrario ¿No es eso lo que todos queremos de nuestras sociedades?

¿Qué se puede hacer?

Hay muchas formas de participar en la sociedad civil y ejercer nuestra ciudadanía, nosotros mismos podemos ser el inicio de esas organizaciones y coordinarnos con otras personas que comparten los mismos problemas e intereses; sin embargo, y para muchos de los que estamos estudiando la universidad, una de los opciones más claras podría ser el servicio social.

El servicio social, que suele ser obligatorio en casi todas las licenciaturas, no debe ser considerado como un simple trámite, debemos verlo como nuestra oportunidad de hacer algo para mejorar nuestra sociedad y nuestra calidad como seres humanos. Te damos unos consejos para elegir:

  • Elige un servicio social que te permita desarrollar capacidades y que además te permita transmitirlas.
  • Concéntrate en los problemas más próximos: los de tu ciudad, colonia, etc..
  • No confundas servicio social con caridad. El servicio social debe servir como la plataforma con que las personas podrán crecer y desarrollarse por sus propios medios y sin depender de la buena voluntad de otros.
  • Los problemas no los resuelve una sola persona. El trabajo en equipo es un aspecto fundamental en el servicio social (y prácticamente en TODO lo demás). La capacidad de organizarse puede ser mucho más valiosa que las capacidades intelectuales.
  • Los problemas no se resuelven de un momento al otro. Con el servicio social estamos poniendo un granito de arena y será con el tiempo que veamos el resultado de esos pequeños aportes.

Nota elaborada con información de Animal Político.